Hoy se celebra en los centros escolares el día de la paz, como cada año, la Asociación de Madres y Padres del Colegio Sagrada Familia de El Entrego,colabora en el acto colectivo que se celebra en el patio.

Esperamos que os guste y, sobre todo, que llegue a los alumnos del centro.

“Paz es tolerancia, paz es armonía, paz es tranquilidad, paz es dialogar, paz es sonreír, paz es abrazar, paz es cariño, paz es amistad, paz es querer, paz es no odiar, paz es no envidiar, paz es igualdad, paz es respetar… Ésta es la paz que nosotros podemos sembrar, la que importa, la cercana, la que podemos instalar en nuestra vida cotidiana, sin irnos a conflictos lejanos, a guerras destructivas, a víctimas mundiales,… que también importan, por supuesto, pero que nos quedan lejos y no podemos solucionar.

Si somos capaces de crear un entorno cercano en el que reine la paz, el mundo, poco a poco, será mejor, más habitable. Si conseguimos convencernos de que todos somos iguales, de que en la diversidad está la riqueza, de que la diferencia del que está a nuestro lado nos hace crecer, no nos entorpece ni molesta, si somos capaces de aprender todo ésto, sembraremos paz.

A ninguno de vosotros y vosotras, a ninguno de nosotros y nosotras, se nos escapan las muertes que siembran estos días las noticias, muertes incomprensibles, muertes evitables.

Nadie tiene derecho a imponerse sobre nadie, cada persona es un mundo, su mundo, y saber encajarlo en el mundo de los demás es el secreto de la convivencia en paz. No insultéis al compañero o compañera, no le empujéis, no os metáis con su peinado, con su ropa, con su mochila, … no lo hagáis, porque no sois conscientes del daño que podéis hacerle, de la situación de indefensión en la que podéis situarle, de su desesperación interna.

No lo hagáis, respetadle. Puede ser diferente, pero es él y ella, es su yo personal, y merece vivir con tranquilidad, como vosotros. No lo hagáis e impedid que lo hagan los demás. Convivid, conoceos, preguntaos todos los por qué que tengáis que preguntar, entre vosotros, a los profesores, a vuestros padres y madres. Sólo así, sin callar, resolviendo las dudas que tenéis sobre este complejo mundo, podréis hacer de él un mundo mejor, un mundo en paz. “

Bárbara Alonso